¿Qué onda 4×4 Bienvenido a Bordo? Seguí leyendo y enterate qué tal la película dirigida por Mariano Cohn, protagonizada por Peter Lanzani y Dady Brieva.

Apenas me enteré que en 4×4 Bienvenido a Bordo hay un pibe encerrado en un auto pensé en Locke, una gran película de Tom Hardy, donde la vida del conductor cambia fuertemente mientras él va manejando  (si todavía no la vieron, véanla). Sentí curiosidad por la idea y pensé «¿Qué tanto puede cambiarle la vida a un flaco que quiere robar un auto y queda atrapado?«. Porque a diferencia del film de 2014, en éste caso el auto está quieto. Entonces, entendí que la cuestión podría ser un poco más desafiante.


RELACIONADO:
EL POTRO-LO MEJOR DEL AMOR: EL CABALLERO CORDOBÉS ASCIENDE


Lo primero que me llamó la atención, y me fascinó, fue el sonido, se sentía cada movimiento en el vehículo. Es muy ASMR todo. Realmente quiero verla con auriculares la próxima vez. En otras palabras, la experiencia sonora es vital en la película protagonizada por Peter Lanzani.

Ahora bien ¿Qué pasa en 4×4 Bienvenido a Bordo? Ciro, el protagonista, está encerrado en una camioneta blindada, polarizada e insonorizada. Quiere decir que no puede romper los vidrios y nadie puede verlo ni oírlo desde el exterior. Ahora bien, el vehículo tiene un dueño, por supuesto, interpretado por Daddy Brieva. Es él quien pone las reglas del juego al controlar la camioneta remotamente. 

La película se extiende durante 90 minutos donde el propietario se comunica con el muchacho encerrado. Durante las llamadas, la voz de Brieva cuenta la historia de su personaje. Cuántos años tiene, a qué se dedica, cómo estuvo su día en el mundo exterior y fundamentalmente por qué decidió hacer del vehículo un bunker sobre ruedas. Él es consciente que tiene encerrado en su 4×4 a quien intentó robarle, motivo por el cual, con cierto placer, le hace sufrir diversas humillaciones. 

El personaje de Peter Lanzani, además de ser humillado, pasa por todas las temperaturas posibles dentro de la camioneta. Se viste y se desviste para tratar de estar lo mejor posible en su involuntario encierro. Mientras tanto, afuera, llueve, lxs vecinxs salen a correr, reciben al delivery y se van a trabajar, entre otras cosas. Mira el afuera como cuando estás con alguien en el auto, te dice «ya vengo» y entra a comprar al chino. Pero con un poco más de desesperación domada por el cansancio. Mientras paulatinamente se desarma.


RELACIONADO:
EL ÁNGEL: EL BAILE DE UN CRIMINAL


Cuando finalmente los personajes de Peter y Dady se encuentran se produce estrepitosamente el gran momento de tensión. Si bien todo se da en un contexto ficcional, las dos grandes preguntas que plantea 4×4 Bienvenido a Bordo son: ¿hasta dónde puede aguantar una persona víctima de la inseguridad? ¿Está bien la justicia por mano propia y por qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *