Apuntes sobre Dumbo (1941)

Dumbo: antes de ver la remake de Tim Burton miré la película original y tomé algunas notas. Enterate cuáles son y muchas cosas más.

Para empezar, Dumbo la pasa muy mal practicamente desde que la cigüeña lo deja en el circo. Las elefantas compañeras de laburo de su madre le hacen bulling por sus grandes orejas, mientras él con total ternura se esconde detrás de las patas maternas.

Luego, unos niños le hacen bulling por sus orejas. Le tiran la cola cuando intenta escaparse, su madre se enoja y tira todo a la mierda. Después de esto, meten a la mamá en una jaula con un cartel que grita «Mad Elephant«. Además, cada una de sus patas tiene enormes grilletes. O sea, Dumbo es un bebito que tiene a su madre presa. La tristeza que me provocó ver esto fue tremenda.

Las escenas de Dumbo llorando, donde grandes lagrimones se caen de sus ojos te parten el alma. Por que te imaginás a un bebé elefante que recién perdió a su madre por culpa de un cazador y quedó huérfano en medio de la sabana. Bueno, al menos yo imagino eso.


RELACIONADO:
SHAZAM! EL SUPERHÉROE QUE NADIE ESPERABA SORPRENDIÓ A TODXS


Más adelante, sin querer el pobre elefantito, junto a su ratoncito amigo Timothy, toman de un agua donde accidentalmente se volcó alcohol y terminan en pedo. Esto tiene como consecuencia una serie de imágenes psicodélicas con elefantes rosas y otras cosas que te hacen pensar: el pibe no solo perdió a su madre sino que ahora también se da a la bebida. Ya sé que fue sin querer, pero es tragicómica la seguidillida de sucesos.

Después de ponerse en pedo, viene la solución. Gran mensaje para lxs niñxs. La cuestión es que a la mañana siguiente Dumbo y Timothy aparecen dormidos arriba de un árbol. Unos pájaros les hacen bulling, porque a Dumbo siempre le hacen bulling. Y finalmente, Timothy se da cuenta de que su amiguito puede volar gracias a sus enormes orejas.

Todo termina con Dumbo volando en la carpa del circo y siendo la gran atracción del circo, donde también se venga un poco de los payasos y de las amigas de su madre.

Ahora bien, si lo mirás así no más y lo pensás con la mente de hoy en día Dumbo tiene una carita muy tierna pero la película es poco tierna. El elefantito bebé la pasa mal, hay que decirlo (otra vez, sí). Todo esto me hizo acordar a los primeros veinte minutos de Avengers: Infinity War donde eran todas palidas. Entiendo el contexto y recursos de época, pero qué sufrimiento. Con esto no digo que la película sea mala, no, sólo que es muy trágico y Dumbo es muy bebé. Sus caiditas de ojos, las orejas por el piso y los lagrimones que larga te parten el alma. Sólo querés que se escape de ahí y se tome el palo.

Al mirar la película recordé algo: cuando era chica pensaba que los elefantes, al ser animales tan enormes, tenían orejas enormes. Todo producto de esta película. Tardé un tiempo en darme cuenta de que no eran tan tan enormes las orejas.


RELACIONADO:
MARY QUEEN OF SCOTS: JUEGO DE REINAS


La realidad es que con Dumbo no son todas pálidas. Bueno, salvo la historia del verdadero Dumbo, esa sí es desgarradora de principio a fin.

Ahora sí, algunas cosas lindas sobre Dumbo:

  • Es una película corta, dura 1 hora y monedas. Así que la vez de un tirón. Es el film más breve de los clásicos de Disney.
  • Casi llega a la portada de la revista Time.
  • Ganó dos Oscars: Uno a Mejor Banda Sonora (realizada por Frank Churchill y Oliver Wallace) y otro a Mejor Canción Original por Baby Mine.
  • Fue una película barata que le permitió a Disney recuperar los gastos de Fantasía (1940), la cual en aquel momento no rindió tanto como se esperaba. 
  • Sterling Holloway, quien le dio voz a Mr. Stork, también le dio voz a uno de los personajes más simpáticos de Disney: Cheshire, el gato de Alice in Wonderland. Entre otros personajes.

Bueno, la próxima vez que hable de Dumbo será sobre la película de Tim Burton. Estoy muy entusiasmada porque es un director que me gusta mucho, además tiene un cast bellísimo. Y quiero ver a un elefante volar en -«live action«.

Nos vemos luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *