Frontier – Tercera Temporada: Los bellos paisajes que adornan a Jason Momoa

Sobre la tercera temporada de Frontier en Netflix, sus bellos paisajes, el encanto de Jason Momoa como Declan Harp y la felicidad.

Esperé la tercera temporada de Frontier con más ansias de lo habitual. Y ahora que terminé de verla le escribí a Jason Momoa en su Instagram que necesito la cuarta ¿Por qué? Ya mismo te lo cuento.

La cuestión es que aquella temporada abrió la puerta a un conflicto muy grande. Y la resolución del mismo era imperiosa porque había varixs protagonistas centrales involucradxs.

Esta vez retorna un enemigo y vuelven algunos interrogantes del pasado. Pero hay contextos nuevos que instalan la pregunta: ¿Podrá Declan Harp salirse con la suya a puro hachazo como lo hace siempre en un nuevo territorio?

También podés leer:

EL STREAMING DE LA NASA Y CÓMO SER ASTRONAUTA

El punto también está en que cuando Declan Harp no agarra el hacha sigue siendo interesante. En algunos casos no es por su accionar, sino por los paisajes que lo rodean. Las aventuras que emprende el personaje interpretado por Jason Momoa son abrazadas por paisajes dignos de aventura.

Tan dignos de aventuras que algunos, por momentos, me recordaron a la expedición más allá del Muro de Game Of Thrones. Pero con mucho menos hombres.

Esta vez se ve a un Jason Momoa muchísimo más involucrado en el personajes de Declan Harp. Si bien ya conocemos al personaje hay algo en esta temporada que lo hace brillar.

Es probable que ese brillo que tiene el protagonista de Frontier sea por los paisajes a cielo abierto. O tal vez por el verlo recorrer largos caminos a pie envuelto en un abrigo que le dieron nuevas dimensiones y lo convirtieron en un ser imponente.

Por otro lado, hay algo bastante particular en esta serie. Muchas veces unx puede desear que el personaje favorito no se meta en problemas para que se mantenga alejadx del peligro. Pero en esta caso, unx está deseando constantemente que Declan Harp se meta en problemas y haga lío.

También podés leer:

LA NOCHE QUE TERMINÉ DE VER THE HAUNTING OF HILL HOUSE

En el caso de Declan Harp unx desea que se meta en problemas todo el tiempo porque quiere ver cómo los resuelve. Es un placer verlo revolear hachas, recorrer grandes distancias a pie y hacer planes de ataque junto a sus colegas. Empero hay algo mucho más placentero: cuando Declan Harp dice “yo me encargo“. Porque sabés que ahí va a ponerse ATR y dirigirse a cumplir su objetivo. Eso sí, la resolución del conflicto nunca, pero nunca será plenamente feliz.

Y así como la resolución del conflicto en cada temporada de Frontier nunca es plenamente feliz, Declan Harp tampoco es feliz, como todxs nosotrxs que lo vemos durante seis episodios arrastrar las cadenas de sus propios pecados y dárselas en la cara a sus verdugos.

Ok, ni Declan Harp ni nosotrxs somos felices, pero qué placer ver a Jason Momoa rodeado de paisajes hermosos. Brindo por eso.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *