La noche que terminé de ver The Haunting Of Hill House

Finalmente terminé de ver The Haunting Of Hill House. Seguí leyendo para enterarte qué me pareció la serie gracias a la cual me reencontré con el terror.

Como dije antes, terminé de ver The Haunting Of Hill House. Me sorprendí a mi misma al hacerlo, porque hace mucho que no miraba nada de terror. Creo que lo último que vi fue alguna repetición de Chucky en el cable.

También podés leer:

THE SINNER: SEGUNDA TEMPORADA

En cuanto a los gritos: pasados los dos primeros episodios los gritos que me molestaban se calmaron bastante. Y llegaron en momentos precisos.

Ahora bien, las cosas por descubrir que tiene la serie son muchas. La forma en la cual se develan son para caerse de culo. Su arte está en la vuelta de rosca que hay detrás.

También podés leer:

THE SINNER: PRIMERA TEMPORADA (CON JESSICA BIEL)

En cuanto a los secretos, van por diferentes canales. Tal vez, más de los que me esperaba. El modo en el cual avanza The Haunting Of Hill House contando las historias individuales de cada unx de lxs integrantes de la familia Crain es vital para continuar atentx viendo la serie.

Lo bueno de las historias individuales de lxs integrantes de la familia Crain es que cada unx, por más insulso que parezca, tiene un secreto bajo la alfombra. Y aunque ese secreto pueda ser considerado algo estúpido tiene su función en la trama.

También podés leer:

TROYA: CUANDO LOS DIOSES SE HACEN CARNE

Respecto al desenlace de la historia: es hermoso. Es algo conservador en algún punto, sin embargo tiene una belleza muy particular que hace ese rasgo se pase por alto.

¿Me resultó predecible el final? Para nada. Y eso lo hace hermoso. Además, la historia da tantas vueltas que llegado un momento te entregás y decís “que sea lo que dios quiera”.

También podés leer:

PERDIDA: LOS RASTROS DEL PASADO

Como una persona que no miraba terror hace mucho tiempo tengo que decirle a quienes les asusta que en este caso es mucho más preponderante los misterios de la historia que el terror en sí.

Si bien hay características clásicas del género, están hiladas de tal manera que puede decirse que son un elemento más en la historia. Obviamente si no estarían no The Haunting Of Hill House no sería una serie de terror, empero no hay terror todo el tiempo que satura la historia.

Vuelvo a repetir, en The Haunting Of Hill House la historia es lo vital. Y cada componente de la serie forma parte del engranaje ¿Podría no tener partes de terror? Claro que sí, pero la serie no sería la misma, incluso llegaría a ser aburrida.


 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *