Legends of embole

Acerca de la primer temporada de Legends of Tomorrow.


Superhéroes clase B y antihéroes que ya conocemos, de los cuales tenemos alguna expectativa. Las cuales difícilmente son cumplidas. Por ejemplo: White Canary, no se luce lo suficiente en combate cuerpo a cuerpo. En cuanto al «líder» del multidisciplinario equipo, es una especie de Tata Martino de la ciencia ficción. La razón por la cual los reclutó (detener a Vandal Savage porque mató a su familia y ES MALO —oh, el villano es malvado—) es válida, pero no suficiente. La razón «secundaria», salvar al mundo del tirano (digo secundaria porque hasta último momento Rip busca venganza) no parece importar de demasiado más allá de la intro.

Sólo viajan en el tiempo para ponerlo en pausa. Es comprensible que el tirano tenga que durar toda la temporada, pero pone resistencias demasiado boludas. ¿Cómo reaparece después de que explota una habitación con él adentro? No se sabe, sólo sabemos que vuelve a aparecer porque es inmortal.
Por otro lado, ¿cómo reencarnan los milenarios enemigos del tirano Carter y Kendra? No lo vemos nunca, sólo sabemos que se vuelven a cruzar, afloran los recuerdos y POOM, les salen las alas. Existe otra forma de «reencarnación», en la cual si alguien del equipo muere o tiene una complicación, van a buscarlo en el pasado, charlan un poquito y chau picho, cuando durante los primeros capítulos Hunter se la pasó señalando la infinidad de cosas que no se pueden hacer y por qué. Hay muchas cosas que se hacen porque, bueno, pintó.
Los protagonistas tienen múltiples cualidades e historias de vida para explotar, pero en lugar de eso hacen otras cosas que dejan miles de fallas en evidencia. Hay momentos buenos en la serie, por supuesto, pero son muy breves. La única razón para mirarla es para pasar al rato y esperar el megacrossover.
6 samiritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *