Sobre como revaloricé a Luis Miguel gracias a Netflix

Terminó ‘Luis Miguel: La serie’ y ya nada será igual.

Luis Miguel la serie 1
Por mi parte sabía poco de Luis Miguel. De chica, en la década de los noventa, sabía que había sido abandonado por su madre, que supuestamente escribió «La incondicional» para ella y que él era grande, Luis Miguel era El Rey desde que yo estaba en el jardín de infantes. Era aclamado por todxs desde que tengo memoria, pero nunca supe el motivo ni me molesté en hacer más que cantar «No Sé Tú» en algún que otro momento. Todo cambió cuando comencé a ver su biopic en Netflix. Allí lo primero que vi fue a su madre, Luis Miguel tenía madre y la conoció, algo novedoso para la poca información que contaba sobre el ídolo. También tenía un padre, alguien que a simple vista daba una mezcla de embaucador y sobrador que se parecía a Don Ramón. Pero eso era solo el comienzo.
Luis Miguel la serie boneta samirasoledad.com
Descubrir el pasado detrás de un artista que siempre tuvo su vida privada guardada bajo siete llaves gracias a una serie es una gran idea, más aún cuando ese artista hace un cameo en el primer episodio. Si bien al principio me preguntaba qué hacía viendo una serie acerca de la vida de alguien a quien jamás le presté demasiada atención ese cameo dio justo en el clavo. Luis Miguel aparece en la serie que habla sobre su vida y está aprobándola. No como en American Crime History: The Assassination of Gianni Versace donde la familia del diseñador salió a renegar de la serie. Acá había aprobación de la misma persona sobre la que trataba la serie, valga la redundancia.

Antes de continuar tengo que hacer una pausa para aclarar algo: No empecé a ver la serie de Luis Miguel apenas salió, lo hice después. Sin embargo, desde que se estrenó vi como en el Timeline de Twitter sus canciones y videos empezaban a ser cantadxs y compartidxs, eso me hizo recordar los hits que sonaron hace mucho tiempo atrás. No recuerdo exactamente cuál fue el primer tema de Micky que escuché como consecuencia indirecta de la serie, pero sí recuerdo que el día en que le di play a su Grandes Éxitos fue un camino de ida.

Empecé a escuchar sus canciones y a tildarlas. Redescubrí su voz. El encantó surgió cuando sentí el ímpetu que le ponía al cantar sus canciones, valga la redundancia. Desde ahí el Sol de México empezó a brillar en mi sesión de Spotify. Pasaron los días y terminé haciendo mi propia playlist. Elegí las canciones que más me interpelaban y con las que más me sentía (y siento identificada), no por querer que él me cante a mi esas canciones, sino por compartir ciertas expresiones, tonos, pensamientos que hay en ellas.  Además, hay algo particular que pasa con El Rey, se apropia de las canciones de tal manera que parece que tuviera a la persona a la que le dedica un tema delante de él. Y no sólo eso, tiene una fuerza tal en su expresión que hace pensar que inmediatamente habrá una acción directa de su parte. Por ejemplo, si comparamos su versión de ‘Contigo en la Distancia‘ y la de Christina Agüilera. En el último caso, la imagen que dibuja la versión de la cantante estadounidense es la de un dolor desgarrador que arranca la piel por completo y se ve a una persona destrozada en el piso, hay un tormento depresivo que quita el alma como el beso de un dementor. Lo cual no está mal, para nada, es una interpretación muy bonita la de Christina, la banco. En cambio, en el caso del mexicano la imagen que dibuja es la de una persona que al terminar de cantar sale a buscar a su amor y le pone fin a esa distancia. Hoy, en lo personal, me quedo con la versión de Micky de la canción creada por César Portillo de la Luz. Me interpela más esa fuerza que, repito, va y termina con esa distancia, no el dolor desgarrador que arranca la piel.

Ahora sí, continuemos y hablemos de la serie. Después de despertarme cantando sus temas y enterarme por redes sociales que su padre lo drogaba cuando era niño decidí empezarla, esto último no era una información para dejar pasar así no más. Le di play. Y, como dije antes, el gatillo para seguir viéndola fue la presencia del propio Sol de México en el primer episodio. Pero ¿Qué había después de eso?
Luis Miguel cameo samirasoledad.com
Después de eso viene vino la historia detrás del ídolo. Para empezar, me enteré que cuando comenzó el auge de su carrera él todavía era menor de edad. En ese momento entendí que cuando era chica y se hablaba de los «20 años» no eran de carrera sino de vida. Mi mente de aquel momento, hace mucho mucho tiempo atrás, siguió el razonamiento: Luis Miguel + 20 años = 20 años de carrera, por eso lo bancan tanto es alguien que canta hace un montón, y si es alguien que canta hace un montón, más precisamente hace 20 años es un viejo. Pero no era tan así. Es verdad que canta hace un montón, pero porque empezó a cantar desde chiquito, no porque fuera alguien viejo. Y lo bancan tanto porque tiene un talento de la ostia.
Boneta Luis Miguel samirasoledad.com
En la serie de Netflix también vemos cómo era aquel Micky de joven y estando de novio. Fue asombroso ver cómo abría las puertas al interior de sus relaciones amorosas. Cuando se enamora de Mariana, los caprichos del propio Luismi, la intensidad de aquel amor era tal que a los dos meses de novios ya le propuso irse a vivir juntos. Al ver esa intensidad tan bien plasmada gracias a Diego Boneta que entendí (o al menos eso creí) un poco más la motivación detrás del ímpetu que le pone al cantar. Sí, Luis Miguel en su juventud era un pibe intenso en el amor, como muchxs de nosotrxs. Nuevamente, me sentí identificada, para qué negarlo. Por supuesto que después del intenso amor juvenil vino la ruptura, seguida de fiestas y borracheras para tapar el desasosiego.
Luis Miguel la serie MarianaAl mismo tiempo, mientras Luis Miguel vivía su juventud la serie también nos mostraba al sole mio, al Micky chiquito, al hijo de Marcela y Luisito Rey. Al niño explotado al cual una madre sometida, manipulada y coaccionada no podía defender demasiado cuando después de pelearse con sus vecinitos el padre lo obligaba a ensayar. El niño tenía que ensayar sí o sí, no había tutía ni consideración de ningún tipo. Tenía talento y había que explotarlo y comercializarlo sin importar los costos.
Luis Miguel la serie Niño y padre.JPGMientras el talento del niño empezaba a ser reconocido su padre aprovechaba para sacarle más jugo a la situación. No solo había que grabar un disco, también debía filmarse una película, por más que se durmiera sentado. Luis Miguel de chico no podía cansarse. Hay una escena en la se desmaya del cansancio, el médico le indica reposo, pero su padre jamás ve eso como una posibilidad. Así que le da efedrina. Era necesario que siguiera trabajando como mínimo 24×7.
Al mismo tiempo la madre veía poco a su hijo. No porque no le interesara la carrera del pequeño sino porque su padre digitaba todos los tiempos de su hijo. Marcela no era una madre desinteresada, sino alguien a quien no se le permitía ejercer, el niño tenía que ganar dinero cantando. Entretanto, ella debía ocuparse de otras cosas. Si quería trabajar al principio no había problemas, pero pasado un tiempito empezaban las escenas de celos, los clásicos “¿Estas son horas de venir?”. Cuando Marcela le reclamó a Luisito Rey que Micky estaba trabajando demasiado para ser tan chico y que eso lo afectaba en la salud, el español le hizo ver que él no entendía mucho de esas cosas y que ella sí, por lo tanto era mejor que ella se ocupara de ese tipo de cosas. Por supuesto, dejó de trabajar.
Luis Miguel la serie Marcela.jpgLa relación entre Marcela y Luis no era buena, podría decirse que era todo lo malo que se puede esperar en una relación. A medida que pasan los capítulos las cosas empeoraron. Él se subía más al caballo violento y ella estaba atada de pies, neuronas y manos a ese hombre oscuro, ambicioso y machista.
Luis Miguel la serie Luisito Rey samirasoledad.comVolviendo a Micky, entre las cosas que nadie volverá a mirar y escuchar de la misma manera están: el vídeo de ‘Cuando Calienta El Sol’, la canción ‘Culpable O No – Mienteme Como Siempre‘ , ‘Tengo Todo Excepto A Ti’ (en especial después de escuchar la versión de Diego Boneta).

Nada será igual después de ‘Luis Miguel: La Serie’, porque ahora sabemos un montón de cosas sobre él. Mejor aún, vimos parte de la historia de su vida interpretada con una verosimilitud que asusta. Los actores y las actrices elegidxs tuvieron mucho que ver. En especial tres personas: Oscar Jaenada le dio vida a un villano tan espeluznante y fuerte como no veía desde Ramsay Bolton en Game of Thrones. Anna Favella,por su parte, fue tan cruda al interpretar a Marcela que al ver una foto de la madre Micky podemos imaginar cómo habrá sido realmente y lo mucho que sufrió. Y por supuesto, Diego Boneta, quien se puso en la piel del cantante de tal manera que por momentos pensé que incorporaba como en una sesión de espiritismo.
La biopic es un gran producto cultural. Cuenta como eje central la historia de vida del cantante, junto a la de su padre y su madre en aquel tiempo, todo en un drama que va abriendo multiples puertas y ventanas. En contexto ayudó a que muchxs revalorizarán a Luis Miguel y otrxs lo descubrieran, no porque lo necesitara sino porque escuchar a un icono de la música latina mientras te cuenta todas sus tragedias es una suma perfecta. Además, el paralelo entre la vida de Micky como joven adulto y Micky chiquito está plenamente logrado, porque se ve una “posición actual” en una escena y la otra el telón de fondo a lo sucedido con hechos y acciones que sucedieron hace años atrás. Al mismo tiempo va sembrando preguntas, para muchas de las cuales hay respuestas confusas si unx va a googlear, más aún si se prende la tele. Entonces para saber qué pasó es necesario mirar la serie. Por supuesto que después del final es imperiosa la necesidad de una segunda temporada.
Hoy, después de sentir que no valoré lo suficiente a Luis Miguel cuando era joven, salgo con los auriculares puestos escuchándolo y al llegar a casa sigo escuchándolo a todo volumen. Pero fundamentalmente me pregunto: ¿Dónde está Marcela?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Sobre como revaloricé a Luis Miguel gracias a Netflix”