Sobre The Fate of the Furious (2017)

Las películas de la saga Rápido y Furioso son de esas que vemos cuando no hay nada en la tele y queremos pasar el rato con algo entretenido. Empezamos a verlas atentxs y al terminar se van de nuestras vidas sin dejar casi ninguna huella. Por ejemplo, lo único que recuerdo de la séptima es la aparición de Romeo Santos y el final alternativo debido a la muerte de Paul Walker. Sin embargo, la octava tuvo varias cosas sorprendentes, algunas ya vistas en el tráiler, pero hay más, mucho más. Sólo diré que el último tercio es todo lo que quiere ésta wacha: tiros, explosiones y cosas volando por los aires, con el plus de uno de los mejores lugares del mundo para que eso suceda. Volvería a verla.
8 samiritas.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *