The Sinner: Segunda temporada

Mismo detective, una nueva locación un nuevo caso y nuevos secretos. Enterate de los detalles de la nueva temporada de The Sinner en esta nota.

La segunda temporada de The Sinner lleva al detective Harry Ambrose (Bill Pullman) a su pueblo natal después de muchos años por un llamado de la agente Heather Novack (Natalie Paul). Ella pide su presencia por un caso particular: un niño de 13 años asesinó a sus padres.

Al igual que en la primera temporada, esta vez el acusado no es una persona cualquiera. Más allá de su corta edad la vida de Julian Walker (Elisha Henig) tiene un ´profundo trasfondo, el cual está relacionado  con una secta religiosa. Pero nada es tan simple como parece, o como los prejuicios parecen indicarnos.

También podés leer:

 Wild Wild Country: La historia oculta detrás de Osho

Por otro lado, están las historias individuales de Ambrose y Heather. Ambas nos llevan a un pasado que los personajes “creían” haber enterrado hace mucho tiempo, pero con el caso del pequeño  Walker reviven.

Directa o indirectamente las historias de la policía y el detective terminan relacionadas con el muchacho. Esto no es todo, también se relacionan otrxs habitantes del pueblo.

También podés leer:

LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE: REENCUENTRO CON EL TERROR

Hay algo a tener en cuenta: cada personaje que aparece tiene un papel relevante, aunque al principio no lo parezca. Y la vuelta de rosca final le da un nuevo sentido a toda la trama de la segunda temporada de The Sinner.

Si bien ahora no vemos a Cora Tannetti (esta vez  Jessica Biel está detrás de cámaras como productora ejecutiva) su caso le dio cierta fama al detective Ambrose y eso es difícil de olvidar para algunos personajes.

También podés leer:

IRON FIST – SEGUNDA TEMPORADA: EL HÉROE QUE NUNCA FUE PLENO

Los ocho capítulos de The Sinner son para verlos de un tirón un fin de semana ¿Por qué? Al final de cada episodio queda o se devela una pequeña información relevante para la historia. A simple vista parece muy chiquita pero resulta ser la punta del ovillo. Y el ovillo de Julian Walker tiene varias puntas. Al final, cuando menos te das cuenta estás a un pasito del final y lo mejor es darlo.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *