¿Cuáles son los momentos más tensos de Bodyguard, la nueva serie de Netflix con Richard Madden? Seguí leyendo y enterate de los detalles.

Antes de empezar: este Top Five de Bodyguard viene con spoilers, sino sería imposible hablar de los momentos más tensos.

• La Bomba en el tren

La bomba en el tren en el que viaja David Budd (Richard Madden) es el puntapié inicial de Bodyguard. Todo el lío que vendrá después depende de ese momento. Además de conocer al protagonista en muchos aspectos, plantea varios interrogantes. En primer lugar la tensión de saber si la bomba explota o no está latente todo el tiempo. Después, en base a lo anterior hay diferentes incógnitas. Si bien es obvio que él no va a morir porque se terminaría todo ahí, la pregunta ¿Cómo lo afectaría la explosión? No deja de estar presente. Porque es ficción y sabemos que la posibilidad más irrisoria, es una posibilidad. Por otro lado, sabemos que cuando se trata de terrorismo se abren gran cantidad de ofensivas a futuro.

De la misma manera, la empatía que él establece con Nadia (Anjli Mohindra) formula la pregunta: ¿Lo verán como un traidor al ponerse del lado de la atacante? Asimismo, sabiendo que Budd es policía ¿Cómo repercutirá eso en su trabajo?

RELACIONADO:
Mi experiencia Bandersnatch

La bomba en el tren no solo es el puntapié inicial, sino también una gran elección estratégica.

• El ataque al colegio

El ataque al colegio de los hijos de David Budd tiene todos los elementos que una persecución en la ciudad puede tener. Un auto siguiendo a otro vehículo. El momento donde los descubren. Y finalmente, la llegada a destino.

De igual manera, convergen otros factores: sabemos que la Ministra Julia Montague (Keeley Hawes) conoce los hechos de antemano. Entonces ¿Qué hace? ¿Actúa en consecuencia o se hace la boluda?

Tampoco hay que olvidarse del radio de alcance de la bomba. De esto también dependen muchas cosas. Porque de tener un gran alcance esto afectaría más que a los inocentes niños de la escuela, sino también los inocentes vecinos y transeúntes de la zona. Entre otres.

Una vez que todo pasa ¿Cómo afectará eso en la relación entre la Ministra y su Bodyguard?

• El ataque al auto de la Ministra

En este caso, no hay una bomba, sino un francotirador.

La escena es bastante larga. Entretanto, une se entera que las balas pueden traspasar el vidrio blindado, pero no la «chapa» del auto.

El ataque al auto de la Ministra es sumamente tenso porque genera preguntas como: ¿Qué pasa si ella muere? ¿Qué pasa si él muere? A esta altura es válida esta pregunta.

Fundamentalmente: ¿Cómo van a salir de ahí? Y ¿Quién es el francotirador?

De todas maneras, une está preocupade esperando a que los protagonistas no salgan mal herides porque sería un terrible quilombo después.

Además, la escena siguiente donde Budd va en busca del atacante y descubre que es un ex combatiente que él conoce revive el interrogante sobre qué pasará cuando lo descubran.

• El suicidio de David Budd

Cuando la Ministra Julia Montague muere en una escena tan rápida que no te da momento a ponerte tense, Budd se pone mal. Agarra el arma y gatilla. Ahí pensamos «¿Y ahora qué? Este pibe se suicidó ¿Cómo carajos sigue la serie ahora?«.

Por suerte, la pistola estaba cargada con una bala de fogueo. Sin embargo, esto no dejó de plantear muchos interrogantes más.

• David Budd tiene una bomba

Esta momento es sumamente extenso. Todo el tiempo parece que el protagonista va a volar por los aires y vamos a quedar más traumades que con la muerte de Mufasa.

RELACIONADO:
5 historias con periodistas para ver en Netflix

Van y vienen todo tipo de personas. Le descubren el canal de comunicación. Se le acalambra la mano con la que sostiene el pulsador. Y David Budd no deja de rogar por su vida frente a sus colegas.

Si durante los cuatro momentos anteriores parece que todo se va al carajo, en esta escena parece que no hay destino.

Ahora bien, los elementos que se manejan en Bodyguard no son nada nuevos, pero están bien utilizados. Hay mucha tensión en los momentos que nombré antes y a su vez se generan miles de preguntas relacionadas a lo posterior y lo anterior.

No considero que Bodyguard sea una serie brillante, pero tampoco es mala. En otras palabras, Bodyguard es una serie correcta. Además, son seis capítulos, se puede ver tranqui un fin de semana sin pestañear.

COMPARTIR:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *